Propiedad del producto

Como comprador de un producto de segunda mano deberías:

Tener la seguridad de que tú eres realmente el propietario del producto.

Si se compra un equipo de segunda mano, se quiere estar seguro de que se compra un producto que no es robado. Para ello, colaboramos con la Policía Nacional enviándoles el número de serie de nuestros productos así como los datos de que quién nos lo vendió.

Pero si aun así, nos ponemos en el caso casi improbable de que el producto que compraste resulta ser robado y la policía lo confisca para su investigación, procedemos a sustituir el producto por otro similar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Cambiar configuración / Más información aquí